La economía del champiñón sostenible

+¿Que puede ser más difícil que encontrar un champiñón en un bosque?
-A día de hoy, aprovechar las 50.000 toneladas de desechos que genera Europa con este producto.

DGNkkaUXsAESfxC

Este es el desafío medioambiental que ha aceptado el Grupo de Investigación de Polímeros y Análisis de Nanomateriales (NANOBIOPOL) de la Universidad de Alicante (UA) . Desde su creación en el 2008, el grupo ha desarrollado una presencia cada vez más activa en el área de biopolímeros contribuyendo así a la reducción de la cantidad de residuos generados por el uso de materiales plásticos, especialmente en el envasado de alimentos.

funguschain-5
Proceso de extración

Funguschain ha sido el nombre que ha tomado el proyecto europeo que pretende obtener, a partir de los desechos, ciertos componentes de alta calidad y compuestos innovadores con la finalidad de crear una amplia gama de productos sostenibles. Tomarían forma de soluciones de limpieza antimicrobiana y ecológica para productos de uso doméstico, bioplásticos para bolsas, películas y guantes, o suplementos alimenticios enriquecidos para gente mayor y/o deportistas.

Alfonso Jiménez, director del Grupo NANOBIOPOL y coordinador del proyecto afirma que “se está desarrollando la técnica de extracción asistida por microondas de antimicrobianos, antioxidantes, proteínas, polioles y polisacáridos de los laboratorios de la UA, que será parte de los procesos posteriores para los sectores de limpieza, alimentos y plásticos”.
Los restos de los desechos de hongos que se obtengan una vez finalizado este proceso se utilizarán para compost y biocombustibles “invirtiendo así en un proceso sostenible e innovador y una economía autosuficiente mediante la reutilización de productos agrícolas “, agregó el coordinador.

El proyecto, con un presupuesto de 11 millones de euros, está cofinanciado por el Bio-based Industries Consortium dentro del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea. Está dirigido por la empresa holandesa BioDetection Systems, y reúne un total de dieciséis socios, entre ellos universidades, centros de investigación y empresas de España, Holanda, Irlanda, Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Croacia, Suecia y Portugal.

Anuncios

Literalmente, tu huella ecológica.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace energía al andar.

Antonio Machado ya preveía la llegada de las primeras calles inteligentes del mundo.

El 29 de junio de este mismo año, han aparecido en el centro de la capital del Reino Unido, en la calle Bird Street, unas baldosas que permiten convertir la energía cinética producida por los pasos de la gente en electricidad. En promedio, un adulto caminando a través de la plataforma generará cinco vatios por cada paso dado.

Fue la New West End Company quien encargó a varias empresas de ingeniería de alta tecnología, respetuosas con el medio ambiente, que transformaran esta pequeña y descuidada callejuela en una “calle inteligente” impulsada por energía sostenible.

pavegen-power-generating-floor-oxford-street

Jace Tyrrell, CEO de la New West End Company, dijo: “El punto de partida de este proyecto fue dar a conocer los afluentes de la transitada Oxford Street, que actualmente no se utilizan suficiente, proponiendo mejores prácticas para reducir la contaminación del aire; ofreciendo así un espacio verde a la calle principal.”

Alex Johnson, director de comunicación de la empresa ganadora Pavegen, dijo: “Nunca vamos a reemplazar la energía solar o del viento por esto, pero es una parte útil de la energía y, lo más importante, es que es realmente atractivo”.

Los sensores de la calle están conectados a una aplicación móvil “Citizen Earth” que muestran la cantidad de energía que estás generando. Esta se utiliza para alimentar las farolas, reproducir sonidos de aves de fondo y utilizar transmisores bluetooth.

Sin título.png

En Oxford Street quedan más de 25 pequeñas callejuelas que siguen sin ser utilizadas por cientos de miles de personas que visitan todos los días el centro comercial más activo de la capital.

Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
Se ve toda senda que aún
queda por pisar.

Barcelona baila la llegada de la primavera

El Festival Viñapolen celebra su primera edición con más de 200.000 asistentes.03.20.17.JPGLa primavera se ha estrenado en la primera edición del Festival Viñapolen de Barcelona reuniendo a 20 grupos musicales y a más de 200.000 bichos. Continue reading “Barcelona baila la llegada de la primavera”

Una iglesia con vida propia

Si cuidar de vuestro propio jardín puede llegar a convertirse en una experiencia extrasensorial, ¿os imagináis lo que puede dar de sí cultivar una iglesia? Sí, sí. Plantando, regando y podando es como Barry Cox creó la New Zealand’s Tree Church.

treechurch

Después de viajar por el mundo y convertirse en un experto visitador de iglesias, Barry Cox decidió construir un espacio único donde los conceptos de religión y naturaleza se unieran de una forma mucho más fluida. Continue reading “Una iglesia con vida propia”

Posavasos que se beben tu refresco

Sí. Lo que lees: la humedad de tu bebida moja el posavasos y así las semillas beben, germinan y crecen.

Y cuando todo esté tan crecido que no sepas donde apoyar la copa, plantas el posavasos en una maceta con un poco de tierra o directamente en el suelo y a por otro posavasos.

En este vídeo se explica todo muy bien:

De la mesa al huerto y del huerto a la mesa.

¡Así de simple!

Visto en ecoinventos

Llenan nuestros invernaderos de arte

Hace unos meses nos llamó la gente de Matadero Madrid, centro de creación contemporánea, para hablar sobre invernaderos. En un primer momento pensamos que se habían equivocado pero resultó ser que no. Después de unos días charlando, llegamos a un acuerdo y este es el resultado de nuestra colaboración:

 

Lo cierto es que nunca hubiéramos imaginado que BIG acabaría siendo utilizado como armario de interior para artistas pero visto en situación no podemos esconder que nos gusta mucho la idea 🙂

Desde aquí quiero dar las gracias a Matadero por pensar en Jardín y Natura para este proyecto y lanzar una pequeña reflexión: a veces, el uso inesperado de un producto lo convierte en algo mejor.

Dicho esto, ¡a experimentar con todos los productos que tengáis en casa!