Llamada a la resistencia costera

Hoy, va a ser el día en el que despertará más de un jardinero costero supuestamente condenado por la madre naturaleza a no tener el mejor jardín del mundo.

“Los jardines junto al mar se ahogan debido a la sal, se quedan desérticos por culpa del viento y son atacados por la arena”, decían.

Saquen las palas y las mangueras y enfúndense los guantes porque hemos descubierto el secreto para tener el jardín más resistente y bonito del mundo:

Para los que os guste el ambiente fiestero: colores llamativos

1

Orgullo de madeira (Echium candicans) con sus maravillosas y grandes espigas coloridas dará un toque azul-púrpura al jardín. Crece en suelos pobres y no necesita prácticamente nada de agua adicional.

Sigue leyendo