Medusas con encanto

Típico, llega el verano con su calorcito, vamos a la playa y ¿A quién nos encontramos? A nuestras queridas amigas las medusas. Les evitas la mirada, las esquivas y buscas cualquier excusa para no tener que acercarte a ellas.
Pero como solía decir mi abuela, hay que tener a tus amigos cerca y a tus enemigos más. Así que este año he decidido montar una Atlántida en mi patio y la he llenado de medusas voladoras.

Sí, si… Se ve que ahora también vuelan… Sigue leyendo “Medusas con encanto”

El veganismo entra por la puerta grande de Las Arenas de Barcelona

IMG_0709La plaza rebosa de gente. Unos corren intentando ponerse a cubierta mientras otros, más valientes, se quedan mirando como se avecina. Ruge con fuerza y su color negro se impone en toda Plaza España. Quien iba a decir que, después de 35 años, volveríamos a ver torear en el Arenas de Barcelona; pero esta vez los toreros son los veganos.  El mal tiempo y su tormenta primaveral ha muerto al cabo de segundos, o como mínimo eso parece una vez te adentras en la Cúpula del Arenas. “Bienvenida a la Veggie World Barcelona 2017”, dice un señor mientras reparte adhesivos y folletos informativos. Bruselas, Lión, Londres y ahora, por primera vez, la feria visita Barcelona los días 1 y 2 d’abril. Después de ser considerada la ciudad “Veg-friendly” en el 2016, se estima que se acercaran un total de 5.000 visitantes durante todo el fin de semana. Según ProVeg, organizador de la feria, ser vegano implica 5 pros: Pro sabor, Pro salud, Pro medio ambiente, Pro justicia y Pro animales. Sigue leyendo “El veganismo entra por la puerta grande de Las Arenas de Barcelona”

Llamada a la resistencia costera

Hoy, va a ser el día en el que despertará más de un jardinero costero supuestamente condenado por la madre naturaleza a no tener el mejor jardín del mundo.

“Los jardines junto al mar se ahogan debido a la sal, se quedan desérticos por culpa del viento y son atacados por la arena”, decían.

Saquen las palas y las mangueras y enfúndense los guantes porque hemos descubierto el secreto para tener el jardín más resistente y bonito del mundo:
Sigue leyendo “Llamada a la resistencia costera”

JARDINES TERAPÉUTICOS

Plantar, regar, arrancar… estas son solo 3 de las muchas actividades que hacen las personas que padecen autismo en un Jardín de los Sentidos.


El autismo es un trastorno psicológico que daña la capacidad que tienen las personas a la hora de comunicarse y relacionarse entre sí. Actualmente, se diagnostica autismo en 1 de cada 68 individuos y en 1 de cada 42 niños varones; más común que los casos de cáncer, diabetes y SIDA. No tiene cura, pero se sigue innovando e investigado en terapias que disminuyan la tendencia asocial de los pacientes. Un ejemplo son estos jardines, donde se practican actividades que estimulan y equilibran los 5 sentidos; los pacientes consiguen mejorar la percepción que tienen de las cosas. Las plantas y los vegetales son ideales para conseguir este estímulo gracias a sus formas, texturas, colores y olores; estas actividades logran una reducción del trastorno hasta la mitad. “Los niños con autismo le tienen manía a tocar ciertas cosas. Parte de la terapia es manipular la tierra, que se le quite esa aversión, al tiempo que trabajamos otras áreas”, explica el doctor Nicolás Linares, director del Instituto Filius de la Universidad de Puerto Rico.

Estos jardines se han ido multiplicando en América y en Europa; por ejemplo, en Anger, el Institut d’éducation Motrice inauguró en septiembre de 2013 su primer jardín sensorial.

Los servicios que antes recibían los niños en oficinas, usando materiales artificiales, se sustituyen ahora por el contacto directo con la naturaleza.

Surcando de la tierra al mar

Jardín y Natura se inicia en el mundo del patrocinio de la vela ligera

469135_10201301544128788_34647903_o

“Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín;”

[…]

¿Quién no ha recitado cientos de veces este poema en la escuela?

En Jardín y Natura compartimos el amor por el mar y la vela de José de Espronceda y lo demostramos patrocinando a regatistas de nivel como son Yannick Márquez o Adri Márquez.

Sigue leyendo “Surcando de la tierra al mar”

Una iglesia con vida propia

Si cuidar de vuestro propio jardín puede llegar a convertirse en una experiencia extrasensorial, ¿os imagináis lo que puede dar de sí cultivar una iglesia? Sí, sí. Plantando, regando y podando es como Barry Cox creó la New Zealand’s Tree Church.

treechurch

Después de viajar por el mundo y convertirse en un experto visitador de iglesias, Barry Cox decidió construir un espacio único donde los conceptos de religión y naturaleza se unieran de una forma mucho más fluida.

tree-church-nature-installation-barry-cox-new-zealand-8

La hizo florecer a partir de árboles que él mismo trasplantó: eligió diferentes variedades y las plantó imitando la forma de una iglesia. Para las paredes utilizó leptospernums por su color rosa palo y el techo lo fabricó con alisos que, gracias a su escaso follaje, dejan entrar la luz de forma natural en el espacio.

tree-church-nature-installation-barry-cox-new-zealand-3

Hoy en día,  la iglesia está abierta para bodas y eventos y tiene capacidad para acoger hasta un centenar de invitados. En los terrenos de Cox también se puede pasear por los jardines y por un laberinto de estilo medieval.

Con una iglesia así, cualquier Don Juan se replantearía lo de casarse.