Llamada a la resistencia costera

Hoy, va a ser el día en el que despertará más de un jardinero costero supuestamente condenado por la madre naturaleza a no tener el mejor jardín del mundo.

“Los jardines junto al mar se ahogan debido a la sal, se quedan desérticos por culpa del viento y son atacados por la arena”, decían.

Saquen las palas y las mangueras y enfúndense los guantes porque hemos descubierto el secreto para tener el jardín más resistente y bonito del mundo:

Para los que os guste el ambiente fiestero: colores llamativos

1

Orgullo de madeira (Echium candicans) con sus maravillosas y grandes espigas coloridas dará un toque azul-púrpura al jardín. Crece en suelos pobres y no necesita prácticamente nada de agua adicional.

Sigue leyendo

Surcando de la tierra al mar

Jardín y Natura se inicia en el mundo del patrocinio de la vela ligera

469135_10201301544128788_34647903_o

“Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín;”

[…]

¿Quién no ha recitado cientos de veces este poema en la escuela?

En Jardín y Natura compartimos el amor por el mar y la vela de José de Espronceda y lo demostramos patrocinando a regatistas de nivel como son Yannick Márquez o Adri Márquez.

Sigue leyendo

Foodscapes: paisajes hechos de comida

Yo creo que el artista de las obras que veréis a continuación no comía muy bien de pequeño y aprovechaba los ratos que sus padres le hacían quedar sentado en la mesa “hasta que se lo acabara todo” para crear 😉

El artista con un paisaje de lechuga

Está claro que cocinar es un arte pero lo que ha hecho Carl Warner va un paso más allá. Ha combinado un sinfín de alimentos para construir paisajes realistas (“Foodscapes”) de una forma realmente espectacular. Océanos de berenjena, montañas de parmesano o mares de salmón son algunas de las pequeñas “locuras” que encontraréis en sus obras.

¡Fantástico!