Plantas que limpian el aire de tu casa

¿Por qué gastar dinero en purificadores de aire eléctricos cuando podemos comprar plantas de interior y filtrar el aire de nuestras casas de forma natural y barata?

Todas las plantas de interior (con o sin flores) son capaces de purificar el aire, hasta cierto punto, a través de los procesos normales que llevan a cabo cuando hacen la fotosíntesis. Sin embargo, hay algunas plantas que han resultado ser más eficaces que otras limpiando el aire de un hogar, ¡llegando a eliminar hasta el 90% de los productos químicos del aire, en tan solo veinticuatro horas!

Las tres sustancias tóxicas por las que nos tendríamos que preocupar son el benceno, los formaldehidos y los tricloroetilenos. Estos compuestos químicos, altamente tóxicos para el ser humano, que se utilizan en la fabricación de materiales y sustancias sintéticas, van diseminándose por nuestras casas, hasta años después de haber comprado un producto.

Estos son las plantas que más pueden ayudaros a que el aire de nuestras casas quede libre de compuestos tóxicos:

  • FICUS (Ficus robusta)

Sustancias que elimina: Especialmente eficaz en la eliminación de formaldehido (a un ritmo de 12 μg/h).

Indicadas: Habitaciones recién amuebladas y en todos los lugares cerrados en general.

Sigue leyendo “Plantas que limpian el aire de tu casa”

Tres trucos para que tus plantas beban mientras no estás en casa

Una de las formas más fáciles de cultivar en un jardín es mediante macetas. “El sol aparece por allí y se marcha por allá… la maceta la coloco aquí y listo.” Tampoco importa mucho la calidad de tierra que tengáis en vuestro patio, como plantáis en macetas, la compráis y ¡listo!…  El agua, en cambio, sí que es algo que puede suponeros un gran desafío, plantéis en macetas o no, sobre todo durante una época tan cálida y seca como el verano.

En un clima como el de España, por ejemplo, en épocas en las que hace mucho calor, no basta con regar una vez al día, las plantas tienen que recibir agua durante toda la jornada para no secarse.

Y para que a vuestras plantas no les dé un golpe de calor ahí van tres inventos con objetos cotidianos que os pueden ayudar:

Botellas de agua

Basta con hacer unos cuantos agujeros en el fondo de una botella de plástico, meter unas cuantas piedras para que no se vuele cuando se vacíe, llenarla de agua, cerrar el tapón para que el agua no se evapore y colocarla cerca de lo que queráis regar. El agua se filtrará lentamente y mantendrá la tierra tan húmeda como la planta necesite.

Sigue leyendo “Tres trucos para que tus plantas beban mientras no estás en casa”

Para el veranito, cinco plantas anti mosquitos

Mañana llega el verano pero hace ya varios días que uno de los animales más molestos del planeta se pasea por la mayoría de terrazas, bares o jardines.

Es cierto que existen un montón de potingues químicos que ahuyentan a los mosquitos pero por si os apetece espantarlos de una forma más ecológica ahí van cinco plantas que os ayudarán a conseguirlo:

Citronella

La citronella es uno de los ingredientes naturales más comunes en la creación de repelentes anti mosquitos. Esta planta desprende un olor tan fuerte que logra enmascarar otros aromas y hace que a los mosquitos les sea extremadamente difícil “encontrarnos“.

Si vais a plantar citronella, aseguraros de que os dan las variedades que realmente ahuyentan a los moquitos: Cymbopogon nardus o Cymbopogon winterianus.

Sigue leyendo “Para el veranito, cinco plantas anti mosquitos”

Chairless: la silla del nómada moderno

Llega el buen tiempo y con él las ganas de campar al aire libre. Andad, corred, volad! y, para cuando os canséis, chairless es una buena opción.

Los indios Ayoreos, que pasan buenos ratos descansando el pandero, utilizan un invento muy similar que parece cómodo:

De hecho, el diseñador Alejandro Aravena se ha basado en la idea de esta tribu para desarrollar, junto al fabricante de mobiliario ergonómico “Vitra”, chairless: la silla del nómada moderno.

Esta banda textil robusta permite sentarse cómodamente sin asiento y respaldo, siendo la solución ideal para comer un bocadillo en el parque, ver en un concierto o leer en la playa. Además, es tan ligera y compacta que siempre podréis llevarla encima 😉

Ya sabéis, si sois de los que os gusta salir a pasear y sentaros donde os pida el cuerpo a disfrutar de la naturaleza chairless os puede venir muy bien.

¡Que viva el buen tiempo!