Chairless: la silla del nómada moderno

Llega el buen tiempo y con él las ganas de campar al aire libre. Andad, corred, volad! y, para cuando os canséis, chairless es una buena opción.

Los indios Ayoreos, que pasan buenos ratos descansando el pandero, utilizan un invento muy similar que parece cómodo:

De hecho, el diseñador Alejandro Aravena se ha basado en la idea de esta tribu para desarrollar, junto al fabricante de mobiliario ergonómico “Vitra”, chairless: la silla del nómada moderno.

Esta banda textil robusta permite sentarse cómodamente sin asiento y respaldo, siendo la solución ideal para comer un bocadillo en el parque, ver en un concierto o leer en la playa. Además, es tan ligera y compacta que siempre podréis llevarla encima 😉

Ya sabéis, si sois de los que os gusta salir a pasear y sentaros donde os pida el cuerpo a disfrutar de la naturaleza chairless os puede venir muy bien.

¡Que viva el buen tiempo!

Anuncios

El efecto primavera

En cuanto llega la primavera, una fuerza extraña proveniente de quién sabe dónde impulsa a la gente hacia el exterior.

A los bares les salen terrazas y los parques visten sus mejores flores para atraer a corredores de gimnasio y profesionales del tupper.

Y pensando en el efecto primavera, a Sam van Veluw se le ocurrió crear los treebench y las ytreehouse, una forma original de adecuar las zonas públicas para que la gente pueda disfrutar del buen tiempo.

¡Feliz entrada de la primavera!