Próxima estación: otoño

Parece que el verano ha terminado. Al menos eso es lo que dicen los hombres y mujeres del tiempo. Chanclas, playa, cervecita fresca,.. se acabó lo que el buen tiempo daba, piensan muchos. Nada de salir a tomar algo después del trabajo y a dormir pronto, que los días empiezan a ser más cortos, comentan otros.

Es cierto que cuanto más se acerca el invierno, menos horas de luz tenemos y más frío hace en la calle pero ¿de verdad tenemos que dejar de hacer cosas en el exterior porque las temperaturas bajen?

¿Qué van a pensar nuestras plantas si nos oyen? Sé que los que realmente amáis la jardinería no pensáis así y que cuando una estación termina esperáis la siguiente con ilusión, ya que un millón de pequeñas cosas ocurrirán en vuestro jardín y os apetece mucho estar ahí para ayudar a que esto suceda.

El otoño es una época preciosa. La mayoría de plantas se preparan para el invierno despojándose de su follaje mientras otras perecen para renacer cuando escampe el fresco. ¿No os encanta el sonido que hacen las hojas secas cuando las pisáis?

No sé vosotros pero yo no me imagino viviendo en un lugar donde el tiempo sea igual todo el año. Incluso en climas tropicales, donde las temperaturas y las horas de luz varían poco, las estaciones existen: las marca la lluvia.

Y para los que no estén convencidos y rechacen la idea de despegarse del verano, pensad que sin las demás estaciones esta no existiría y que hay que vivirlas todas para que vuelvan las chanclas, la playa, la cervecita fresca,… Y aprovechando que “hay que vivirlas”, ¿por qué no aprovechar para disfrutarlas?

¡Ya estamos aquí otra vez!

¡Hasta más posts!

Pintando el jardín de blanco

A todo el mundo le ha pasado alguna vez que, sin darse cuenta, le han pintado el jardín de blanco. Nadie se explica quién ha sido ni cómo puede haber sucedido pero la gente sale del baño y… ¡jardín blanco! Se levanta de la siesta y… ¡jardín blanco! Pestañea y… ¡jardín blanco!

Cuando un jardín normal muta a “jardín blanco” todas las tareas que un buen jardinero está acostumbrado a realizar dejan de tener sentido y lo único que este puede hacer es sacar la cámara de fotos y tratar de disfrutar del panorama.

Sigue leyendo