Foodscapes: paisajes hechos de comida

Yo creo que el artista de las obras que veréis a continuación no comía muy bien de pequeño y aprovechaba los ratos que sus padres le hacían quedar sentado en la mesa “hasta que se lo acabara todo” para crear 😉

El artista con un paisaje de lechuga

Está claro que cocinar es un arte pero lo que ha hecho Carl Warner va un paso más allá. Ha combinado un sinfín de alimentos para construir paisajes realistas (“Foodscapes”) de una forma realmente espectacular. Océanos de berenjena, montañas de parmesano o mares de salmón son algunas de las pequeñas “locuras” que encontraréis en sus obras.

¡Fantástico!

 

Anuncios

Pétalo: cada una de las piezas de que está cubierto el cuerpo de las aves

Hong Yi se ha levantado con ganas de crear. Hace sol y desde la ventana de su habitación puede ver el patio. Está lleno de flores y hortalizas comestibles. Un par de árboles frutales dan sombra a un antiguo columpio que está completamente oxidado. Nunca se ha sentido cómoda contemplando ese amasijo de hierro naranja pero cree que realza los colores del jardín y le da concepto al entorno.

Hong Yi trabajando

Se levanta y se mira al espejo. “Tengo que cortarme el pelo”, piensa, pero rápidamente olvida su imagen con menos cabello para intentar entender lo que acaba de suceder en el patio: un águila enorme ha hundido las garras entre el mar de flores que hay en la parte izquierda de su jardín y se ha llevado volando a un pequeño ratón color canela.

Tiene una idea:

 

¿Pueden las plantas saber qué tiempo hará mañana?

Aunque hoy en día se utilicen una infinidad de cachivaches para predecir el tiempo, toda la vida, a parte de mirar al cielo, se ha tenido en cuenta a los animales y las plantas para intuir o adivinar si teníamos que coger el paraguas o la crema solar.

humedad en el pelo

Hay quien, por ejemplo, siente la humedad en su pelo o en sus articulaciones. De la misma forma que los humanos percibimos estos pequeños cambios, lo hacen las plantas pero de una manera mucho más sensible ya que son organismos, la supervivencia de los cuelas depende en mayor parte de cómo se comporte el tiempo.

Continue reading “¿Pueden las plantas saber qué tiempo hará mañana?”

Jardines sumergidos

Josh Sim KH, MALAYSIA

Hoy en día es relativamente barato comprarse una gafas de buceo. Y es todo lo que necesitaríais para viajar por el mundo visitando jardines sumergidos. Lagos, mares, charcos, pozos,… cualquier sitio donde toque un poquito el sol y haya vida es perfecto para que os sumerjáis con vuestro kit de snorkel y disfrutéis de las maravillas subacuáticas que os ofrece la naturaleza.

Los jardines inundados que veréis a continuación no son “naturales”, los han montado unos cracks dentro de acuarios, pero son igualmente impresionantes:

¿Chulos, verdad?

Hasta más posts!

Jardines de noche

Entre el trabajo, la familia y la infinidad de quehaceres que nos surgen a todos cada día, no paramos nuestra actividad y nos relajarnos, hasta bien entrada la noche. Si esto es así, ¿no creéis que vuestro jardincito o terraza tendría que estar en su máximo esplendor en ese momento del día?

Existen muchas plantas que pueden funcionar en un jardín de noche pero si lo que queréis es despertar muchos “oooooooo” o “qué boniiiiitoooo” o “qué bien hueeeleeee” lo que os recomendaría son plantas con flores blancas, como hortensias o camelias (se ven mucho en la oscuridad), plantas con hojas blancas y grandes (reflejan la luz de la luna), plantas con un follaje extraño o particular (crean sombras interesantes), plantas que desprenden aromas al florecer,…

Estas son algunas de mis favoritas:

Campanilla blanca (Ipomoea alba)

Campanilla blanca

Sus flores son blancas y de hasta 15 cm de diámetro. Florecen solamente de noche y al hacerlo, desprenden un aroma muy agradable.

Continue reading “Jardines de noche”

Árboles que dejan boquiabierto

Tengo un amigo que es dentista al que le he consultado un par de cosas antes de colgar las más que magníficas fotos que veréis a continuación. La primera es si estar más de un minuto con la boca abierta puede afectar a vuestra mandíbula y la segunda, si existe alguna forma de que delante de la magnificencia de esta vetusta y robusta inmensidad la boca no se abra. A las dos cuestiones ha contestado que no.

Por tanto, como no existe peligro bucal y el quedarse boquiabierto es un acto reflejo:

 

El jardín envenenado

Existen un montón de historias sobre jardines encantados: yedras que te atrapan hasta que mueres estrangulado, plantas carnívoras que te devoran en un abrir y cerrar de ojos, enredaderas punzantes con veneno en sus púas que te duermen de por vida si te pinchas,… y así podría seguir hasta aburriros.

jardín encantado

El jardín de Alnwick o envenenado podría formar parte de la lista de “encantados” pero es tan real como el que podáis tener en casa. Lo único que tiene de particular este es que si te descuidas puedes morir envenenado o con una buena sobredosis de algún narcótico vegetal.

puertas jardín envenenado

Continue reading “El jardín envenenado”