Apps de Jardinero Pro

Siri, ¿Cómo se llama esta canción? – I want to break free, Queen

Siri, ¿Cómo está el tráfico? – Sin retenciones

Siri…¿Cómo puedo cultivar una calabaza? – …

Y cuando creíamos que el oráculo mágico de la manzana tenía todas las respuestas, las calabazas se quedaron a dos velas.

Aún así, no fueron pocas las alternativas de aplicaciones que @jardinerofiel encontró :4 Sigue leyendo “Apps de Jardinero Pro”

Anuncios

Medusas con encanto

Típico, llega el verano con su calorcito, vamos a la playa y ¿A quién nos encontramos? A nuestras queridas amigas las medusas. Les evitas la mirada, las esquivas y buscas cualquier excusa para no tener que acercarte a ellas.
Pero como solía decir mi abuela, hay que tener a tus amigos cerca y a tus enemigos más. Así que este año he decidido montar una Atlántida en mi patio y la he llenado de medusas voladoras.

Sí, si… Se ve que ahora también vuelan… Sigue leyendo “Medusas con encanto”

Llamada a la resistencia costera

Hoy, va a ser el día en el que despertará más de un jardinero costero supuestamente condenado por la madre naturaleza a no tener el mejor jardín del mundo.

“Los jardines junto al mar se ahogan debido a la sal, se quedan desérticos por culpa del viento y son atacados por la arena”, decían.

Saquen las palas y las mangueras y enfúndense los guantes porque hemos descubierto el secreto para tener el jardín más resistente y bonito del mundo:
Sigue leyendo “Llamada a la resistencia costera”

Posavasos que se beben tu refresco

Sí. Lo que lees: la humedad de tu bebida moja el posavasos y así las semillas beben, germinan y crecen.

Y cuando todo esté tan crecido que no sepas donde apoyar la copa, plantas el posavasos en una maceta con un poco de tierra o directamente en el suelo y a por otro posavasos.

En este vídeo se explica todo muy bien:

De la mesa al huerto y del huerto a la mesa.

¡Así de simple!

Visto en ecoinventos

Cerveza con riego “a demanda” para plantas

Hoy hace justo 8 meses que colgamos el último post. Imperdonable. Ha sido un tiempo de muchos y buenos cambios y por fin hoy, 27 de enero de 2016, podemos decir que un nueva etapa para nuestro blog ha comenzado.

Y qué mejor forma de celebrarlo que hacer lo que mejor se nos da: escribir y colgar, por fin, un nuevo post. Ahí va…

El otro día estaba tranquilamente en casa de un amigo tomándome una cerveza y él salió a comprar algo de aperitivo. En estas que me puse a mirar un cuadro muy feo que tiene encima de la tele y cuando menos lo esperaba… ¡boom! Su gato saltó encima la mesa y tiró todo al suelo. La cerveza de mi amigo, una maceta con una planta… todo.

“Menudo lío”, pensé. Pero al momento y al ver que la cerveza se había partido justo por la mitad (¿coincidencia?) me vino a la cabeza uno de los miles de millones de post que he leído sobre DIY así que cogí la cerveza e hice lo que veréis en estas fotos:

 

Cuando llegó mi amigo pensó que le había traído un regalo “de diseño”, de estos de tienda pija, y le encantó.

Ayer hablé con él y me dijo que le va genial; que lo llena con un poco de agua cuando se acuerda y se olvida de que tiene planta. Yo le comenté que vigilase con el gato, que cuando menos se lo espere igual se le tira el invento al suelo de un zarpazo. 😀

¡Animaos a probarlo que es fácil y resultón! ¡Hasta pronto!

Para el resfriado: velas de mandarina

¿Alguien sabe dónde se ha metido el invierno? Sé que ha llegado pero entre que aún estoy en modo otoño y que en la tele no aparecen los temporales de frío y nieve…

Debe andar cerca porque ha dejado en la cocina una bolsa llena de naranjas, limones, pomelos y mandarinas. “Gracias por las magníficas frutas que traes siempre que vienes, invierno.”

Seguro que un día de estos me sorprenderá al salir de casa o al doblar una esquina con un frente polar y me resfriaré. Me dirá: “¡¿Para qué te dejé la bolsa de cítricos en casa, melón?!” y yo le contestaré esto:

1. vela de mandarina

Por si no sabéis cómo pelar una mandarina con una cuchara o queréis decorar vuestra casita con velas hechas con la piel de estas riquísimas frutas y aceite de oliva…

Mandarina y aceite d eoliva

Cortar mandarina

Quitar piel con cuchara

Alzar la liana

Llenar de aceite y encender

¡Qué vivan los zumos de naranja y mandarina!

Pasen y pisen

Podría empezar a escribir como si aún estuviésemos en 2013 pero mi cuerpo de jardinero me pide que os felicite el año, así que antes de empezar con el rollo: ¡feliz año nuevo!

Dicho esto, abro el 2014 con un tema que me ha parecido muy curioso: plantas que pueden ser pisadas. No sé para vosotros pero para mí “pisar” y “plantas“ son como “muerto viviente” o “secreto a voces”, palabras que no pegan ni con cola.

paseíto con plantas de suelo

Pues aunque parezca que no, es que sí. Hay un montón de plantas que han nacido para ser pisadas. Y no solo eso, sino que incluso existe un “grado de pisabilidad”.

¿No os lo creéis? Leed…

Sigue leyendo “Pasen y pisen”

No importa cómo lo tengas de grande

Hay quien piensa que cuanto más grande mejor, pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que a veces uno de gran tamaño puede dar más juego pero lo realmente importante es el partido que sepas sacarle a tu jardín 😉

009

Hay quien con una terracita hace maravillas y otros que teniendo más jardín que casa, pasan del tema. Gregorio no lo tiene muy grande pero no veáis el jugo que le saca a su pequeño rinconcito. Este año ha habido tomates y, como podéis ver en las fotos, en pocos días llegan pimientos y pepinos.

 

No se empachará pero tampoco pretende hacerlo porque lo que realmente le importa a Gregorio es lo que podríamos llamar “momento jardín” que es el estado de tranquilidad absoluta en el que uno se encuentra cuando poda una planta, riega su albahaca o mira una flor.

En resumen, la idea que me gustaría que desprendieran estas cuatro líneas es que no hay excusa, que si queréis podéis tener vuestro jardincito grande, pequeño o como sea y que lo único que necesitáis para hacerlo es ilusión, un poquito de tierra y cuatro cachivaches más.

¿Manos al jardín?

Sorteamos el libro del momento: “Jardinería para Dummis”

Hace un par de semanas, con motivo del día del libro, nuestros amigos de “… para Dummies” nos regalaron varios ejemplares del recién florecido “Jardinería para Dummies”. ¡Qué majos!

Jardinería para Dummies

Lo primero que pensamos fue “¿para qué tantos libros?” pero rápidamente dijimos “¡los regalamos!”, así que poquito a poco, los iremos sorteando en nuestra página de Facebook. Bien, ¿no? 🙂

Y para que veáis que no me estoy tirando la hortensia, aquí va el primer sorteo.

Os dejo las bases del concurso (lo aburrido del asunto) como comentario de este post para que podáis consultarlas cuando os plazca.

Y por si no podéis esperaros a tener suerte: el primer capítulo del libro.

Un saludo y ¡a participar!

9 eco formas de ahuyentar a las plagas

Hay un montón de razones por las que es mejor utilizar pesticidas caseros (al menos en un primer momento) que pesticidas hechos en un laboratorio. Los productos químicos es mejor dejarlos para los profesionales ya que si no tenemos mucha idea del tema, podemos, tratando de arreglar un problema, crear otro peor.

pesticidas-infertilidad

Aquí tenéis varios pesticidas hechos en casa que no fastidian el medio ambiente y que pueden ser igual de eficaces que los no naturales. Os recomiendo que, antes de llamar a nadie para que venga a “desplaguizaros”, probéis alguna de las mezclas que os propongo a continuación 😉

Sigue leyendo “9 eco formas de ahuyentar a las plagas”

Jardineando con los peques de la casa: camino con hojas de cemento

Cuanto antes vuestros hijos, sobrinos, hermanos pequeños, nietos, etc. empiecen a sentirse útiles en los quehaceres del hogar, mucho mejor. De esta forma, irán aprendiendo, poco a poco, que si quieren un jardín bonito, por ejemplo, se lo tendrán que currar.

¿Y qué mejor manera de poner en práctica esta teoría que con algo divertido con lo que puedan ensuciarse muuuuuucho las manos?

Niño manos sucias

¿Qué necesito para hacer las hojas de cemento?

Cemento (obviamente), una espátula, hojas del tamaño que queráis (lo importante es que estén muy verdes para que no se adhiera el cemento) y una paleta para cavar.

¿Cómo las hago?

En primer lugar hay que preparar el cemento (ente este post, podréis ver cómo hacerlo). Este es el único paso que sería recomendable que lo llevar a cabo un adulto 😉 Una vez tengáis la mezcla lista, le hacéis entrega del potingue al niño y a disfrutar viendo cómo lo pringa y se pringa todo:

 

¿Cómo hacer macetas de cemento con packs usados?

maceta de cemento con planta suculenta

Muchas veces no nos acordamos de las tres erres y pasamos directamente a la de reciclar. Existen otras dos mucho más importantes: reducir y reutilizar.

Un ejemplo de reutilización divertido y creativo podría ser el que nos ocupa en este post, aprovechar los botes de helado, “bricks” de leche o packs de plástico, en general, que vayáis a reciclar para hacer macetas de cemento.

packs usados

¿Qué necesitaréis?

Ingredientes: Cemento, tierra, grava y agua.

Materiales y herramientas: Guantes, delantal, recipientes usados, cubo de plástico, plantas suculentas, pala, cuchilla, alicates, tijeras, papel de lija y taladro.

Sigue leyendo “¿Cómo hacer macetas de cemento con packs usados?”

Cocinando con lo mejor de enero

Es cierto que hoy en día es posible encontrar alimentos de una época concreta del año en todo momento. Tomates en invierno, alcachofas en verano… pero lo que también es muy cierto es que por muchas cámaras o invernaderos que se utilicen, nunca sabrá igual un kiwi en invierno que en verano. Por eso es recomendable acostumbrarse a lo que la zona en la que vivís os ofrece, en la época del año en la que os encontréis.

huerto de enero

¿Qué comer en enero?

Verduras: acelgas, alcachofas, apio, berros, calabazas, canónigos, cardos, cebollas, coles de Bruselas, coliflor, endivias, escarola, espinacas, lechugas, lombarda, nabos, puerros, remolachas, repollo y zanahorias.

Sigue leyendo “Cocinando con lo mejor de enero”

¿Algún regalo de Navidad que no te haya gustado?

A todos, en algún momento de nuestras vidas, nos han regalado algo que no nos ha acabado de gustar: bolsos de leopardo, calzoncillos de Cantinflas, zapatos estilo bazar chino,…

Gente hortera

Lo primero que piensas es “me lo pongo en carnaval”,  “se lo regalo a mi tía hortera” o “lo devuelvo”. Es una primera solución que no está nada mal, pero, ¿por qué no darle una oportunidad de verdad al regalito lleno de amor e ilusión con el que te ha obsequiado uno de tus seres más queridos y convertirlo en… ¡¡macetero kitsch!!?

 

Si os animáis a probarlo con alguno de los regalos que os han caído estas navidades, ¡haced fotos! Y ya si me las mandáis aquí, seré el jardinero más feliz del planeta.

¡Un saludo y hasta la semana que viene!