Jardineando con los peques de la casa: camino con hojas de cemento

Cuanto antes vuestros hijos, sobrinos, hermanos pequeños, nietos, etc. empiecen a sentirse útiles en los quehaceres del hogar, mucho mejor. De esta forma, irán aprendiendo, poco a poco, que si quieren un jardín bonito, por ejemplo, se lo tendrán que currar.

¿Y qué mejor manera de poner en práctica esta teoría que con algo divertido con lo que puedan ensuciarse muuuuuucho las manos?

Niño manos sucias

¿Qué necesito para hacer las hojas de cemento?

Cemento (obviamente), una espátula, hojas del tamaño que queráis (lo importante es que estén muy verdes para que no se adhiera el cemento) y una paleta para cavar.

¿Cómo las hago?

En primer lugar hay que preparar el cemento (ente este post, podréis ver cómo hacerlo). Este es el único paso que sería recomendable que lo llevar a cabo un adulto 😉 Una vez tengáis la mezcla lista, le hacéis entrega del potingue al niño y a disfrutar viendo cómo lo pringa y se pringa todo:

¿Cómo hacer macetas de cemento con packs usados?

maceta de cemento con planta suculenta

Muchas veces no nos acordamos de las tres erres y pasamos directamente a la de reciclar. Existen otras dos mucho más importantes: reducir y reutilizar.

Un ejemplo de reutilización divertido y creativo podría ser el que nos ocupa en este post, aprovechar los botes de helado, “bricks” de leche o packs de plástico, en general, que vayáis a reciclar para hacer macetas de cemento.

packs usados

¿Qué necesitaréis?

Ingredientes: Cemento, tierra, grava y agua.

Materiales y herramientas: Guantes, delantal, recipientes usados, cubo de plástico, plantas suculentas, pala, cuchilla, alicates, tijeras, papel de lija y taladro.

Sigue leyendo

El libro viene del árbol y el árbol, ¿del libro?

¿Qué mejor que un libro para dar vida a una planta? A parte de parecerme una idea genial, creo que es una forma muy poética de reutilizar una obra literaria.

A Koshi Kawachi se le ocurrió antes que a nadie y creó Manga Farms: cómics Manga repletos de plantones vivos.

Lo primero que pensé cuando vi por primera vez la obra de Kawachi fue hacer lo mismo pero con los millones de millones de páginas amarillas que corren por nuestro país y nadie utiliza. ¿Creamos una Yellow Farm?

Por si os apetece probarlo, cultivar en un libro es muy sencillo: hay que introducir el plantón entre las hojas de un libro bien atado y regar diariamente hasta que la planta adquiera el tamaño adecuado para ser plantada en vuestro patio, jardín o terraza.

Como siempre, si alguien se anima a probarlo, estaría encantado de recibir fotitos 🙂

¡Hasta el post que viene!

¿Algún regalo de Navidad que no te haya gustado?

A todos, en algún momento de nuestras vidas, nos han regalado algo que no nos ha acabado de gustar: bolsos de leopardo, calzoncillos de Cantinflas, zapatos estilo bazar chino,…

Gente hortera

Lo primero que piensas es “me lo pongo en carnaval”,  “se lo regalo a mi tía hortera” o “lo devuelvo”. Es una primera solución que no está nada mal, pero, ¿por qué no darle una oportunidad de verdad al regalito lleno de amor e ilusión con el que te ha obsequiado uno de tus seres más queridos y convertirlo en… ¡¡macetero kitsch!!?

Si os animáis a probarlo con alguno de los regalos que os han caído estas navidades, ¡haced fotos! Y ya si me las mandáis aquí, seré el jardinero más feliz del planeta.

¡Un saludo y hasta la semana que viene!

Llena tu jardín de vida salvaje

Cuando hablo de vida salvaje no me refiero a panteras negras, cocodrilos o serpientes. Lo dejo claro aunque cuando leáis los truquillos que os propongo para que vuestro jardín tenga un poquito más de movimiento, rápidamente os daréis cuenta de a lo que me refiero…

Autora: Laura S. Peregrín

Si os gusta despertaros escuchando a los pajarillos y os produce un gran sopor el canto de los grillos, estos diez consejos pueden haceros muy felices:

Sigue leyendo

¿Comer como reyes de por vida?

Igual habrá alguno que pensará que el apio no es un alimento con mucho glamur; que podríamos esforzarnos un poco más y aprender cómo cultivar en casa frutas y verduras más exóticas o especiales. Si pensáis así es porque cuando aderezáis el apio no lo aliñáis como es debido. Probad de echarle un chorrito más del limón o vinagre que normalmente le añadís y luego discutimos si el apio es o no comida de reyes… 😉

Y para los que os guste más el apio que el foie, he aquí una forma de cultivarlo que os permitirá disfrutar de este magnífico alimento, de por vida.

Sigue leyendo

Tres trucos para que tus plantas beban mientras no estás en casa

Una de las formas más fáciles de cultivar en un jardín es mediante macetas. “El sol aparece por allí y se marcha por allá… la maceta la coloco aquí y listo.” Tampoco importa mucho la calidad de tierra que tengáis en vuestro patio, como plantáis en macetas, la compráis y ¡listo!…  El agua, en cambio, sí que es algo que puede suponeros un gran desafío, plantéis en macetas o no, sobre todo durante una época tan cálida y seca como el verano.

En un clima como el de España, por ejemplo, en épocas en las que hace mucho calor, no basta con regar una vez al día, las plantas tienen que recibir agua durante toda la jornada para no secarse.

Y para que a vuestras plantas no les dé un golpe de calor ahí van tres inventos con objetos cotidianos que os pueden ayudar:

Botellas de agua

Basta con hacer unos cuantos agujeros en el fondo de una botella de plástico, meter unas cuantas piedras para que no se vuele cuando se vacíe, llenarla de agua, cerrar el tapón para que el agua no se evapore y colocarla cerca de lo que queráis regar. El agua se filtrará lentamente y mantendrá la tierra tan húmeda como la planta necesite.

Sigue leyendo