Cocinando con lo mejor de enero

Es cierto que hoy en día es posible encontrar alimentos de una época concreta del año en todo momento. Tomates en invierno, alcachofas en verano… pero lo que también es muy cierto es que por muchas cámaras o invernaderos que se utilicen, nunca sabrá igual un kiwi en invierno que en verano. Por eso es recomendable acostumbrarse a lo que la zona en la que vivís os ofrece, en la época del año en la que os encontréis.

huerto de enero

¿Qué comer en enero?

Verduras: acelgas, alcachofas, apio, berros, calabazas, canónigos, cardos, cebollas, coles de Bruselas, coliflor, endivias, escarola, espinacas, lechugas, lombarda, nabos, puerros, remolachas, repollo y zanahorias.

Sigue leyendo “Cocinando con lo mejor de enero”

Anuncios

Setas que os harán ver la luz

¿Cosas para hacer en otoño? Lo mismo que durante las otras épocas del año pero un poco más abrigados. ¿Cosas que solo pueden hacerse en otoño? Ir a buscar setas, por ejemplo.

No sé si seréis de los que disfrutan encontrándolas o de los que prefieren comérselas pero está claro que salir a dar una vuelta por el bosque durante esta época del año es genial: el olor a tierra mojada, las hojas que se acumulan en el suelo formando praderas multicolor,… y si además encontráis alguna que otra seta, ¡ya será la leche!

Una aplicación para Android que funciona muy bien y os puede venir que ni pintada  es MushTool. Aunque realmente lo mejor es la gente de la zona. Nunca te indicarán el lugar exacto donde puedes cogerlas pero si tienes la suerte de encontrar alguna, encantados te dirán cuáles son comestibles y cómo cocinarlas.

Y para los qué no os convenza mucho el mundo de la seta, dejad que ellas mismas os hagan ver la luz 😉

Mini cactus en chocomaceta a la tierra de galleta

Está más que demostrado que los seres humanos “comemos” por los cinco sentidos: la vista y el olfato nos preparan para lo que vamos a degustar y, el gusto, el tacto y el oído hacen que podamos apreciar los matices de todo lo que nos llevamos a la boca.

Cuando descubrimos ante nosotros un postre como el de la foto, nuestra mente puede jugarnos una mala pasada ya que no sabremos hasta que le hinquemos el diente al dessert, si lo que vamos a meternos en la boca es una obra maestra de la bollería o una de las plantas más punzantes del planeta.

¿Queréis sorprender a vuestros comensales? Tomad nota…

Sigue leyendo “Mini cactus en chocomaceta a la tierra de galleta”

Postre planta

Es jueves y decides salir a cenar con tu pareja. Llegáis al restaurante, os sentáis y os toman nota. Los primeros, deliciosos y los segundos, exquisitos. Se acerca el “momento dulce” pero, ¿qué sucede cuando pides la carta de postres? El camarero, ni corto ni perezoso, coge las dos plantas que os han acompañado durante toda la velada e imaginabas formaban parte del atrezzo y os las planta delante. El gesto va acompañado de un “bon appétit” muy afrancesado.

En un primer momento crees que se trata de una broma pero ves como tu pareja levanta lo que suponíais era un tutor y ¡magia!, es una cuchara. Cogéis un poco de tierra los dos a la vez, os la metéis en la boca y vuestra cara de sorpresa os delata: ¡chocolate!

¡Pues es un postre!

Este “postre planta” lleva delante vuestro toda la cena y no os habíais dado cuenta.

“Petite Four invisible” es un proyecto ideado por estudio triángulo: tres jóvenes que aman a partes iguales el diseño y la comida.

¡Hasta más posts!