Para el resfriado: velas de mandarina

¿Alguien sabe dónde se ha metido el invierno? Sé que ha llegado pero entre que aún estoy en modo otoño y que en la tele no aparecen los temporales de frío y nieve…

Debe andar cerca porque ha dejado en la cocina una bolsa llena de naranjas, limones, pomelos y mandarinas. “Gracias por las magníficas frutas que traes siempre que vienes, invierno.”

Seguro que un día de estos me sorprenderá al salir de casa o al doblar una esquina con un frente polar y me resfriaré. Me dirá: “¡¿Para qué te dejé la bolsa de cítricos en casa, melón?!” y yo le contestaré esto:

1. vela de mandarina

Por si no sabéis cómo pelar una mandarina con una cuchara o queréis decorar vuestra casita con velas hechas con la piel de estas riquísimas frutas y aceite de oliva…

Mandarina y aceite d eoliva

Cortar mandarina

Quitar piel con cuchara

Alzar la liana

Llenar de aceite y encender

¡Qué vivan los zumos de naranja y mandarina!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s