Llenan nuestros invernaderos de arte

Hace unos meses nos llamó la gente de Matadero Madrid, centro de creación contemporánea, para hablar sobre invernaderos. En un primer momento pensamos que se habían equivocado pero resultó ser que no. Después de unos días charlando, llegamos a un acuerdo y este es el resultado de nuestra colaboración:

Lo cierto es que nunca hubiéramos imaginado que BIG acabaría siendo utilizado como armario de interior para artistas pero visto en situación no podemos esconder que nos gusta mucho la idea :-)

Desde aquí quiero dar las gracias a Matadero por pensar en Jardín y Natura para este proyecto y lanzar una pequeña reflexión: a veces, el uso inesperado de un producto lo convierte en algo mejor.

Dicho esto, ¡a experimentar con todos los productos que tengáis en casa!

Pasen y pisen

Podría empezar a escribir como si aún estuviésemos en 2013 pero mi cuerpo de jardinero me pide que os felicite el año, así que antes de empezar con el rollo: ¡feliz año nuevo!

Dicho esto, abro el 2014 con un tema que me ha parecido muy curioso: plantas que pueden ser pisadas. No sé para vosotros pero para mí “pisar” y “plantas“ son como “muerto viviente” o “secreto a voces”, palabras que no pegan ni con cola.

paseíto con plantas de suelo

Pues aunque parezca que no, es que sí. Hay un montón de plantas que han nacido para ser pisadas. Y no solo eso, sino que incluso existe un “grado de pisabilidad”.

¿No os lo creéis? Leed…

Sigue leyendo

¿Cómo visten los árboles cuando hace frío?

Esta mañana he salido de casa y en menos de lo que canta un gallo se me ha puesto la nariz que ni la de Rudolf. He vuelto a entrar con la idea de vestirme por capas y utilizar todas las que encontrase en el armario pero cuando se me ha descongelado la neurona he comprendido que con una chaqueta bastaba.

Abrigado, por fin, he caminado hacia el coche y entre pasos largos y escalofríos me he cruzado con un árbol. En ese momento ni lo he mirado porque lo que más quería era llegar a mi destino y encender la calefacción, pero cuando he dado marcha atrás y lo he visto, mi pie izquierdo ha pisado el embrague y el derecho, el freno.

“¿Tienes frío?”, le he preguntado.

No sé si habrá sido porque realmente ha entendido mi pregunta y ha tiritado para mostrarme que sí tenía frío o por la racha de viento que en ese momento ha sacudido todos los árboles del pueblo, pero por si los árboles tuviesen frío…

Plantando en el mobiliario de oficina

Literal. Ni encima de la mesa ni al lado de la silla. ¡Dentro de un archivador!

Es cierto que podríais llevarlo a andróminas o pasárselo al becario pero os vais a sentir tan bien cuando os acerquéis al “cajonudo” mueble, le deis un empujón y veáis cómo, vacío, se desploma. ¡Sin miedo! Tumbadlo boca arriba y que empiece el juego…

Huerto archivador

Sigue leyendo

Foodscapes: paisajes hechos de comida

Yo creo que el artista de las obras que veréis a continuación no comía muy bien de pequeño y aprovechaba los ratos que sus padres le hacían quedar sentado en la mesa “hasta que se lo acabara todo” para crear ;-)

El artista con un paisaje de lechuga

Está claro que cocinar es un arte pero lo que ha hecho Carl Warner va un paso más allá. Ha combinado un sinfín de alimentos para construir paisajes realistas (“Foodscapes”) de una forma realmente espectacular. Océanos de berenjena, montañas de parmesano o mares de salmón son algunas de las pequeñas “locuras” que encontraréis en sus obras.

¡Fantástico!

Pétalo: cada una de las piezas de que está cubierto el cuerpo de las aves

Hong Yi se ha levantado con ganas de crear. Hace sol y desde la ventana de su habitación puede ver el patio. Está lleno de flores y hortalizas comestibles. Un par de árboles frutales dan sombra a un antiguo columpio que está completamente oxidado. Nunca se ha sentido cómoda contemplando ese amasijo de hierro naranja pero cree que realza los colores del jardín y le da concepto al entorno.

Hong Yi trabajando

Se levanta y se mira al espejo. “Tengo que cortarme el pelo”, piensa, pero rápidamente olvida su imagen con menos cabello para intentar entender lo que acaba de suceder en el patio: un águila enorme ha hundido las garras entre el mar de flores que hay en la parte izquierda de su jardín y se ha llevado volando a un pequeño ratón color canela.

Tiene una idea:

¿Pueden las plantas saber qué tiempo hará mañana?

Aunque hoy en día se utilicen una infinidad de cachivaches para predecir el tiempo, toda la vida, a parte de mirar al cielo, se ha tenido en cuenta a los animales y las plantas para intuir o adivinar si teníamos que coger el paraguas o la crema solar.

humedad en el pelo

Hay quien, por ejemplo, siente la humedad en su pelo o en sus articulaciones. De la misma forma que los humanos percibimos estos pequeños cambios, lo hacen las plantas pero de una manera mucho más sensible ya que son organismos, la supervivencia de los cuelas depende en mayor parte de cómo se comporte el tiempo.

Sigue leyendo